LOS JUEGOS ENCARTADOS EN LUDO

En la primera entrada de este blog dije que hace unos tres años redescubrí los juegos de mesa. En efecto, buscando documentación sobre juegos de mesa oí hablar de Tabula y a través de ella descubrí la BSK (fundada y administrada por wkr, quien también editó la revista). En la foto podéis ver mis Tabulas encuadernadas en canutillo.

Revistas Tabula

Revistas Tabula

La decepción que supuso enterarme que hacía tiempo que Tabula había dejado de salir se transformó en alegría cuando un miembro de la BSK, Comet, comenzó un nuevo proyecto dando lugar al e-zine LUDO, que se nutre de los contenidos creados de forma desinteresada por los participantes del foro y que cuenta incluso con participaciones de profesionales del sector.

La calidad del e-zine es un hecho innegable, como cualquiera puede comprobar haciendo clic en el enlace que he puesto y empezando a bajar (y leer) revistas (si es que alguien de los que pase por aquí, no las tiene).

LUDO ha venido publicándose con regularidad y parece que hay material suficiente para pensar que va aseguir siendo así.

Así que a modo de homenaje a editor y colaboradores, presentes y futuros, hablaré en esta entrada de los dos juegos que han aparecido encartados en LUDO, los dos wargames, uno en solitario y el otro para dos jugadores, ambos precedidos por interesantes artículos del tema que tratan.

A sangre y fuego (LUDO Nº8) es un juego centrado en las batallas que se libraron en la Guerra Civil en torno a Teruel y Belchite. Se juega en solitario y el jugador toma el papel de los republicanos, que despliegan en los límites del escenario (bordes del mapa). Las unidades nacionales se sitúan boca abajo en los hexes de la ciudad (de forma aleatoria), también se sitúan fortificaciones en lugares definidos en el tablero, y a ellos se une la población civil introduciéndose de este modo en el juego los llamados eufemísticamente efectos colaterales. Para finalizar la colocación nacional, se sitúan sus piezas de artillería según el lanzamiento de un dado. Ver en la foto la posición inicial.

Despliegue A Sangre y Fuego

Despliegue A Sangre y Fuego

El wargame cuenta con las fases que se dan en otros juegos, dando a cada una de ellas un nombre relacionado con la época (p.e. pencar es mover).

Puesto que se trata de juego en solitario, se le ha dotado de una inteligencia artificial que define los disparos de artillería nacionales y los movimientos de la infantería nacional, así como los eventos que afectan a los nacionales de forma que no sea complicada su gestión.

Antes de comenzar el turno hay que tirar 2 dados en la tabla de eventos (llamada de baraka) que afectarán al turno y que podrán o no repetirse. Por ejemplo, en la imagen, ha salido un 9 en el escenario de Belchite, por lo que los nacionales tienen acceso a una salva de artillería a la unidad republicana más cercana al ayuntamiento.

Tiro de Baraka

Tiro de Baraka

Después de seleccionar el evento, el objetivo de las tropas republicanas (el jugador humano) es fundamentalmente eliminar el mayor número de tropas nacionales perdiendo la menor cantidad de tropas propias y evitar que haya daños colaterales. Las unidades republicanas pueden en su movimiento descubrir las unidades nacionales y de población civil que están ocultas (lilis) cuando se aproximan a ellas y hacer lo mismo mediante tiradas de dado cuando no están adyacentes; en las pruebas que hice del juego tuve bastante mala suerte porque en las tiradas de dado (dos dados deben sumar más de 9 para “levantar” una ficha que esté a 4 o menos hexes) muy pocas veces pude descubrir unidades.

La imagen que sigue muestra el avance republicano y las continuas refriegas.

Turno 4. Avance republicano

Turno 4. Avance republicano

Finalmente, el juego, de Enric Martí, se basa el Eco de los Pasos, como él mismo indica en el artículo, y el gran trabajo de diseño es de Brackder y de Javier Romero, del que ya he hablado por aquí.

Azul y Rojo (LUDO Nº12) es un wargame naval (basado en las acciones navales de la Guerra Civil) para dos jugadores con un peculiar sistema de juego. cada bando cuenta inicialmente con 3 barcos que parten de lugares definidos en el tablero de juego y el objetivo, salvo especificación en contra es acabar con el contrario. Las fases son de movimiento-disparo y se ejecutan en función de unos marcadores en ambos casos. Nada más fácil que verlo con fotos.

En la foto que sigue el jugador republicano coloca tantos marcadores de movimiento (sin verlos, luego los da la vuelta) como puntos de movimiento indica cada barco, después moverá lo que le permitan los marcadores (un 3 indica que paga 3, luego sólo movería 7 hexes si los marcadores fueran muy bajos, 0, 1, 2). En el caso del primer escenario, cada barco republicano debe tirar un dado y si sale 6 no mueve, es lo que le ha pasado al Ferrándiz.

Movimiento en Azul y Rojo

Movimiento en Azul y Rojo

Aparece en la foto un marcador de mina, se tira un dado y en función del resultado puede resultar dañado, hundido o ileso. Los “tocados” de cada barco se anotan en un registro, ver la foto. He utilizado fichas de plástico en lugar de un boli. La E indica que el barco queda escorado con lo que pierde capacidad de movimiento y de hacer impactos.

Registro de impactos

Registro de impactos

Hay otro marcador de movimiento especial que permite atacar al jugador contrario, la aviación naval: Una vez que el barco mueve a la posición del marcador de avión se sitúa éste encima del barco nacional, se tira un dado y si es 2 o menor se marcan 2 impactos en el barco atacado.

Caso de aviación naval

Caso de aviación naval

El procedimiento para disparar es similar, en este caso se pueden colocar hasta 7 marcadores. Se suma al factor de fuerza del barco los valores de los 7 marcadores y se tiran 3 dados, si la suma inicial es mayor que la de los 3 dados no hay impacto. En la foto, un ejemplo de un ataque de dos barcos nacionales contra uno republicano, vemos un marcador de torpedo que permite disparar al barco (si tiene capacidad para lanzarlos) el impacto dependerá de la distancia a la que esté el torpedo del barco objetivo.

Ataque

Ataque

Este juego también es de Enric Martí, con diseño gráfico de Nikolás Eskubi y javier Romero, todos ellos profesionales de un sector que algunos lo tenemos como afición y muchos nos cuestionan que esta sea una afición propia de gente de cierta edad.

Particularmente, no me gusta nada tener que gastar tiempo en hacerme los print and play, prefiero dedicarlo a estudiar los juegos o a jugarlos, sin embargo, estos casos valían un pequeño esfuerzo. Ambos juegos son fáciles de jugar, otra cosa muy distinta es que el desarrollo sea fácil o cualquiera pueda hacer un trabajo así, hay un gran trabajo detrás del material que aparece en LUDO.

En resumen, ánimo al equipo y colaboradores de LUDO porque pienso que lo están haciendo realmente bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s